Saltar al contenido

Adivinanzas difíciles largas

Resolver unas cuantas adivinanzas difíciles y largas mantendrá tu cerebro ejercitado y te pasarás un buen rato divirtiéndote. Si van dirigidas a los niños, los beneficios son aún mayores. A continuación encontrarás un listado con las mejores de todas, también contarás con las soluciones para todas ellas.

Más abajo te contaremos acerca de los beneficios para los niños y cómo estos juegos son capaces de divertirlos a la vez que aprenden cosas nuevas.

Adivinanzas difíciles largas con respuestas

  • Soy blanco como la leche y fino como la seda. Mi padre fue un duro árbol y doy vida a los libros, cartas y tus dibujos.
Ver respuesta

El papel.


  • De todas las hierbas, prefiero la lechuga. Tengo orejas largas y una cola diminuta. Si competimos en una carrera, gano sin disputa.
Ver respuesta

El conejo.


  • Soy bonito por delante y un poco feo por detrás, me transformo a cada instante ya que imito a los demás, y si quieres lucir bien en mi te debes ver. ¿Sabes quién soy?
Ver respuesta

El espejo.


  • Con mi cabeza de hierro y cuerpo de madera, clavo en la madera, si te piso un dedo ¡menudo grito pegas! ¿Qué es?
Ver respuesta

El martillo.


  • En tus manos siempre voy limpio, pero si limpio, me pones sucio. ¿Qué es?
Ver respuesta

El pañuelo.


  • Si soy joven, joven quedo. Si soy viejo, viejo quedo. Guardo todos tus recuerdos y para salir en mí siempre dicen “cheese”. ¿Quién soy?
Ver respuesta

El retrato.


  • Mi picadura es dañina, y visto rayas amarillas, el néctar que doy, te lo comes al  instante. ¿Qué es?
Ver respuesta

La abeja.


¿La mejor opción para los más pequeños?

Las adivinanzas difíciles largas pueden suponer un verdadero reto para los niños o adultos, estos recursos didácticos tienen un gran valor de enseñanza en las aulas y son muy efectivas. Desde aprender conceptos nuevos y estimular la memoria e imaginación, las adivinanzas pueden ser los ejercicios ideales para que los niños aprendan cosas nuevas.

Siempre es importante tener en cuenta que las adivinanzas deben adaptarse al nivel de la clase, para que los niños puedan dar con el resultado sin mucho problema. Las adivinanzas largas difíciles son para niños de clases avanzadas, pues suponen un reto mucho mayor que las cortas o más populares.

Como son juegos estas son más fáciles de aprender por parte de los niños, además pueden trabajar en equipo todos en el aula para dar con la respuesta si es una adivinanza realmente difícil. Su carácter misterioso llaman el interés de los niños y con todas sus ventajas es un desperdicio que no las apliques también en casa.

Para ello te dejamos una lista con las mejores adivinanzas difíciles y largas con respuesta, para que pongas el cerebro de tus pequeños a trabajar mientras se divierten.

Consejos para abordar las adivinanzas

Lo ideal para no frustrar a los niños es que les demos las adivinanzas por temas. Es decir, les demos información general que les sirva de guía para encontrar la respuesta. Por ejemplo, decirles al comienzo del juego que las adivinanzas tratarán de objetos de la casa.

Siempre que los niños no puedan dar con la respuesta, lo mejor es pasar a la siguiente, recordemos que aunque son recursos para el aprendizaje también son juegos para que ellos puedan entretenerse un rato.

Tienes que hacer énfasis en que ellos presten atención al enunciado, pues para dar con la respuesta deberán tomar elementos o datos importantes de la misma adivinanza. A medida que los niños se aprenden las adivinanzas deberás ir agregando más dificultad, pues el cerebro se acostumbra rápidamente a dar con respuesta si el nivel desciende.

Más adivinanzas como estas: