Saltar al contenido

Adivinanzas difíciles para niños

Con la gran cantidad de adivinanzas difíciles para niños que podrás encontrar más abajo, los niños podrás divertirse a la vez que ponen a prueba sus habilidades mentales. Si quieres comenzar a resolverlas, debes saber que puedes verificar la respuesta si no consiguen adivinar. ¡Hora de jugar!

Adivinanzas para niños difíciles

  • En el mar yo estoy bien, pero basta un mordisquito para acabar en el sartén.
Ver respuesta

El pez.


  • Lo que hay dentro es alimento, muy fácil de abrir e imposible de cerrar.
Ver respuesta

El huevo.


  • No es accesible, no es precio barato, una cifra indecible si aceptas el trato.
Ver respuesta

Caro.


  • Aunque tiene pico no come y aunque tiene faldas no se viste ni esconde.
Ver respuesta

La montaña.


  • Lo enciendes en invierno y en verano está apagado.
Ver respuesta

El calefactor.


  • As no soy y as no fui, aunque as no seré hasta el fin.
Ver respuesta

El asno.


  • Lo come pancracio y están en el champán si lo piensas despacio lo sabrás.
Ver respuesta

El Pan.


  • En santa aunque no está bautizada y trae el día todo el día.
Ver respuesta

La Sandía.


  • Tiene cuello y no cabeza, y en ella el vino envejece.
Ver respuesta

La botella.


  • ¿Qué es aquello que te pertenece, pero todos lo demás lo usan más?
Ver respuesta

Tu nombre.


¿Para qué resolver estos enunciados?

Las adivinanzas para niños difíciles ayudan a los niños a mantener la concentración en el juego, pues deben estar atentos y escuchar con atención el enunciado. De esa forma podrán asimilarlo para luego poder comprender y dar con la respuesta lo antes posible.

El desarrollo intelectual de los más pequeños de la casa se ve beneficiado por el juego de las adivinanzas, y más si son difíciles. Ya que para encontrar la respuesta los niños deben asociar ideas, descartando las que no sean válidas e imaginando y suponiendo la verdadera.

Asimismo, las adivinanzas difíciles infantiles enseñan a los niños a ser pacientes, pues estas generalmente no poseen pistas en los enunciados, lo que hace que deban tratar de comprenderla pensando por sí mismos con los datos que tienen.

El aprendizaje de los niños puede ser realmente fácil y divertido, si usamos métodos de enseñanza como las adivinanzas. Es por eso que aquí les dejamos una lista de las más difíciles.

¿Cómo jugar a las adivinanzas en el salón de clases?

Para jugar a las adivinanzas en el salón de clases el maestro o adulto de la clase debe conocer la respuesta de la adivinanza. Seguido de ello ordenará a los niños en un círculo donde todos puedan verse. A continuación el maestro deberá decir en voz alta la adivinanza de forma que todos puedan escucharla.

Luego se les dará la oportunidad a los niños de dar con la respuesta correcta, siempre haciendo énfasis en que tendrán unos momentos para pensar cuál podría ser la correcta. El ganador será el primero en dar con la respuesta.

Algunas ventajas de las adivinanzas infantiles difíciles

Una de las ventajas más importantes de las adivinanzas es que pueden ser de casi cualquier tema, desde animales y frutas, hasta objetos, letras y números. Lo que ayuda a los niños a conocer un sinfín de conceptos y palabras.

Su toque enigmático las vuelve atractiva por lo que son juegos populares donde todos quieren participar. Este juego ayuda a la integración de todos los niños en el salón, lo que los ayuda a socializar de manera más divertida y poco forzada.

Aprender las adivinanzas difíciles ayuda a tus hijos a desarrollar su intelecto. Conoce más adivinanzas en nuestras otras categorías: