Saltar al contenido

Adivinanzas fáciles para niños

Para poner la mente de los niños a prueba e incentivar su creatividad a la vez que se divierten, las adivinanzas fáciles infantiles con solución que a continuación encontrarás son la mejor opción. Estamos seguros que lograrán pasar un buen rato divirtiéndose a la vez que aprenden cosas nuevas. ¡Échales un vistazo!

Ejemplos de adivinanzas fáciles infantiles

  • Si me escribes al revés soy tú papá Noel, pero si me escribes como es en la selva soy el rey.
Ver respuesta

El león.


  • Vive en el desierto y debajo de las piedras se acomoda, si te metes con él con tu aguijón de acomoda.
Ver respuesta

El escorpión.


  • Entra el estudioso y nunca el perezoso, buscando libros asombrosos.
Ver respuesta

La biblioteca.


  • Comienza con A y no es ave, aunque vuela no es ave. ¿Quién será?
Ver respuesta

La abuela.


  • En mí todos quieren descansar y si ya te lo he dicho, lo debes adivinar.
Ver respuesta

La silla.


  • Soy ave y soy llana, aunque no tengo pico ni ala.
Ver respuesta

La avellana.


  • Pequeña como la pera alumbra la casa entera.
Ver respuesta

La bombilla.


  • Y lo es, y lo es, pero te lo digo y no lo ves.
Ver respuesta

El hilo.


  • Soy anciano arrugadito y si me ponen en el agua me pongo gordito.
Ver respuesta

El garbanzo.


  • ¿Qué es lo que está en el jardín y en tus pies?
Ver respuesta

Las plantas.


¿Por qué es importante que los niños resuelvan estos acertijos?

Las adivinanzas para niños fáciles son los juegos lingüísticos más didácticos que hay, pues su gracia, creatividad y curiosidad los convierte en los aliados perfectos para que nuestros hijos aprendan conceptos y vocabulario.

Jugar a las adivinanzas es probablemente uno de los pasatiempos populares más comunes de la infancia de todos. Y es que de niños la estructura de estos enunciados logra llamar nuestra atención, pues nos retan a tratar de entenderlos por un largo rato.

Es beneficioso que nuestros pequeños aprendan a jugar con las adivinanzas infantiles fáciles, ya que no solo su curiosidad se despierta, también el impulso de buscar la respuesta pone a prueba su mente, su memoria, creatividad e imaginación.

La búsqueda de las respuestas de por sí es divertido, por lo que las adivinanzas infantiles fáciles pueden ser realmente el juego perfecto para los más pequeños. Su estructura enunciativa estimula diversas áreas de la mente para el desarrollo intelectual del niño.

Recursos educativos inigualables

Las adivinanzas infantiles fáciles son métodos de enseñanza ideales para que los chicos aprendan conceptos. Son fáciles de memorizar porque están en rima, al mismo tiempo, al tratarse de un juego divertido la impresión quedará mucho más tiempo en su memoria.

Además, el razonamiento lógico de tener que encontrar pistas en el enunciado para dar con la respuesta correcta es un ejercicio inigualable a la hora del desarrollo cognitivo del niño. Es por eso que las adivinanzas de niños fáciles se han convertido en los recursos pedagógicos del momento, puesto que no tenemos que invertir mucho tiempo para aprenderlas y enseñarlas.

¿Sabes de dónde provienen las adivinanzas para niños fáciles?

No podemos ubicar exactamente cuándo apareció la primera adivinanza, pero sí podemos decir que a lo largo de la historia han surgido y hay registro de ellas desde los tiempo antiguos. Hay libros de acertijos tan viejos que son tesoro de la humanidad hoy en día.

Las adivinanzas además forman parte de los mitos y leyendas de la antigüedad. Con la historia de la Esfinge quien prohíbe a Edipo entrar a Tebas a menos que dé con las respuestas de sus acertijos.

Hoy en día podemos conseguir adivinanzas no solo en libros, también en películas, series y novelas. Un ejemplo de ello es en la película El Hobbitt cuando Gollum y Bilbo tienen un enfrentamiento de acertijos.

Lo bueno es que estos pequeños juegos de palabras pueden divertir y enseñar a nuestros hijos. Así que ponlos en práctica junto a ellos para ayudarlos a desarrollar su mente.

¡Más adivinanzas como estas en nuestras otras categorías!